Salud y Calidad de Vida.

1.- La salud es paz interior y la enfermedad una especie de búsqueda externa.

Cuando una persona vive en un estado de paz interior, la salud va a ser el resultado.

La enfermedad se produce cuando existe un incoherencia emocional. Cuando siento una cosa, pienso otra y termino haciendo una diferente.

Entonces la mente envía al cuerpo una señal indicando que hay algo que no está bien, y el cuerpo simplemente responde a través de la enfermedad.

En ese sentido, la enfermedad es una oportunidad para entrar en coherencia con uno mismo.

En cambio, nuestra sociedad nos invita a tratar la enfermedad, o más bien sus síntomas de una manera externa.

Así empieza una búsqueda que nunca termina, y podemos visitar médicos, sanadores, terapeutas, curanderos, chamanes… buscando curarnos de una enfermedad.

Y no es que esto esté mal, simplemente, que no es afuera donde vas a encontrar la respuesta o tu curación.

Dicen los Queros, una comunidad Inca que lleva más de 500 años sin tener contacto con el ser humano moderno, que nosotros somos nuestro médico, nuestro chaman… que es en nosotros mismos que encontramos la solución y nunca fuera.

Eso no quiere decir que no pidamos ayuda cuando la necesitamos. Quiere decir que seamos conscientes, que vayamos a donde vayamos, la única persona que tiene el poder de sanarse es uno mismo.

Volver a uno mismo, a recordar quien uno es… tocar a la puerta de tu corazón y preguntarle qué es lo que realmente desea, esto es sin duda lo que te hará entrar en esa coherencia emocional que te llevará a sanar.

 

2.- Paz interna. Una mentalidad de amor ante el mundo. Meditación y Silencio.

Puedes creer que cuando hablamos de paz interior, estamos hablando de estar tirado en el sofá, tocándote… alguna parte de tu cuerpo que tengas a mano.

Pero la paz interna no tiene nada que ver con esto.

La paz interior es consecuencia de una mirada amorosa hacia el mundo que te rodea.

Tiene que ver con dejar de sentirse víctima, con tomar responsabilidad de tu vida, tus acciones, emociones y pensamientos.

Tiene que ver con desprenderse de la baja vibración de la queja, y entrar en una actitud de agradecimiento.

Vivimos en un mundo dual, donde todo tiene su polaridad, su opuesto. No obstante, tenemos la capacidad de ver amor, donde otros ven odio.

La madre Teresa de Calcula no veía pobres, ni enfermedad… ella decía que veía a Dios en todos sus diferentes trajes.

La paz interna es la actitud del no juicio.

Siempre que nos identificamos con una parte de la dualidad, terminamos sufriendo.

Si eres de un equipo y gana el equipo rival, sufres.

Si no te gustan los toros, sufres porque hay toros.

Si te gustan, sufres porque hay quien está en contra.

Y si dos personas con pensamiento opuesto se encuentran, se enfrentan. Defienden su pensamiento y sufren. Así se hacen las guerras.

 

3.- El centro de equilibrio emocional (esencia). Hipnosis Ericksoniana.

La hipnosis es un estado en el que se produce una absorción de la atención del sujeto: a través de una inducción o autoinducción, focalizamos la atención de la mente consciente, generando la oportunidad para la mente inconsciente manifestarse a través de los fenómenos hipnóticos.

Así puesto, la persona tiene la experiencia de un estado diferente de conciencia.

El estado hipnótico es un estado especial de conciencia que favorece una serie de cambios, entre los que se destaca un cierto control de las funciones gobernadas por el sistema nervioso autónomo.

Cuando persona entra en hipnosis, sigue estando consciente en la mayoría de los casos, pero las ondas de su cerebro disminuyen, de manera parecida a cuando estamos dormidos.

En este estado, se utilizan sugerencias para crear una experiencia interna que genere cambios positivos.

El enfoque que se utiliza en coaching o terapia, es el Ericksoniano.

Es un enfoque flexible, participativo, creativo, las sugestiones son amables y sutiles, con feedback y el paciente consciente de su proceso todo el tiempo.

Por este motivo hay menor resistencia que en la hipnosis clásica, donde todo es más controlado por el hipnotista.

Existen cuatro tipos de ondas: alfa, beta, theta y delta. A continuación se describen los diferentes tipos de ondas en orden de mayor a menor actividad.

Ondas Beta:

Se producen cuando el cerebro está despierto e implicado en actividades mentales. Son ondas amplias y las más rápidas de las cuatro. Su frecuencia oscila entre 15 y 40 ciclos por segundo. Denotan una actividad mental intensa. Cuando una persona está dando un discurso, estudiando, realizando un problema de matemáticas, etc. su cerebro se encuentra emitiendo este tipo de ondas.

Ondas Alfa:

Alfa representa un estado de no actividad y relajación. Son más lentas y de mayor amplitud que las beta. Su frecuencia oscila entre 9 y 14 ciclos por segundo. Una persona que ha terminado una tarea y se sienta a descansar, se encuentra a menudo en un estado alfa, así como la persona que está dando un paseo, disfrutando del paisaje.

Ondas Theta:

Son ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 5 y 8 ciclos por segundo). Se trata de un estado de meditación profunda. La persona que está fantaseando o, como suele decirse, soñando despierta, se encuentra en este estado, así como la persona que tras conducir un rato, de repente se da cuenta de que no recuerda los últimos kilómetros. Es el estado más inspirador.

A menudo, una persona tiene las mejores ideas cuando predominan este tipo de ondas. Se trata de un estado en el que las tareas que realizas se han vuelto tan automáticas, que no necesitas tener un control consciente de su realización y puedes distanciarte de ellas mentalmente. Es decir, tu mente está en “otro sitio”. Las ideas que surgen en la mente en este estado fluyen con libertad y sin censura o culpa.

Ondas Delta:

Son las ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 1,5 y 4 ciclos por segundo). Nunca llegan a cero, pues eso significaría la muerte cerebral. Es un estado de sueño profundo.

Cuando nos vamos a dormir, las ondas cerebrales van pasando sucesivamente de beta a alfa, theta y finalmente, delta. Durante el sueño se producen ciclos que duran unos 90 minutos.

Cuando una persona despierta de un sueño profundo, la frecuencia de sus ondas cerebrales se va incrementando progresivamente, pasando de delta a theta, luego alfa y finalmente, beta. Durante este proceso de despertar, no es extraño que una persona permanezca en un estado theta durante un tiempo (por ejemplo, unos 15 minutos). Esto le permitirá tener un libre flujo de ideas, lo cual puede aportarle soluciones, ideas nuevas o nuevos puntos de vista, siendo este un estado especialmente creativo y productivo. De ahí la expresión “lo consultaré con la almohada”, pues a veces las mejores ideas o la solución a un problema aparecen después de una noche de sueño.

Las investigaciones han mostrado que aunque un estado cerebral puede predominar en un momento dado, los tres tipos de ondas restantes están también presentes en todo momento. Es decir, mientras una persona está implicada en una actividad mental, produciendo ondas beta predominantemente, las ondas alfa, theta y delta se están produciendo también, aunque sólo estén mínimamente presentes.

Aspectos importantes:

Uno de las aptitudes más importantes del buen hipnotista, es la confianza plena. Puedes equivocarte o se te puede olvidar algo, pero no puedes dudar.

Para inducir al trance, empieza hablando de percepciones que sean verificables para la persona.

Utiliza los elementos externos.

Por ejemplo, si hay un fuerte ruido de pronto: “y puedes darte cuenta cómo tu cuerpo se relaja aún más al escuchar este sonido…”

Utiliza sugerencias, no seas específico.

Tu tono de voz debe de ser acorde a la respiración del sujeto, al igual que el ritmo.

El enfoque siempre es llevar la atención hacia dentro.

Palabras de transición:

“a medida que”, “en tanto que”, “cuando”, “mientras”, “porque”, “incluso al”, “pero”, “te permitirá”…

Sirven para hacer conexiones entre sucesos verificables e inducciones.

“A medida que respiras profundamente, tu cuerpo se relaja más y más…”

Pasos de la hipnosis:

Inducción:

Son una serie de sugerencias que permiten que el consultante se relaje, bajen las ondas del cerebro y poco a poco entre en un estado de trance.

Se centran en las percepciones, visuales, auditivas y kinestésicas.

Retroalimentación o profundización:

Sirve para profundizar más en el trance. Se dan sugerencias que mantienen ocupado al consultante, relajándose cada vez más.

“Céntrate en cómo el aire sale y entra de tu cuerpo, y cómo cada vez te hace sentir más y más relajado”.

“Contaré del 10 al 1, y con cada número te sentirás más y más relajado”.

Utilización:

Aquí es donde hacemos uso del estado de trance para generar cambios internos.

Dependerá del motivo por el cual el consultante ha venido a la consulta.

Reorientación al presente:

Utilizamos de nuevo las percepciones, para hacer volver poco a poco al consultante de su viaje interior.

Ejercicio… Hipnosis sin contenido, contesta el cuerpo

¿Tienes algún comportamiento que no te guste de ti, y que te gustaría cambiar?

Cierra los ojos y revive una experiencia donde se ha manifestado ese comportamiento.

Ya puedes abrir los ojos, mira arriba, respira…

Para respuesta si, índice manó derecha, para respuesta no, índice manó izquierda…

Si lo has entendido, contesta sin hablar…

Cada vez que mueve un dedo le toco para que sepa que lo he visto…

Hacemos una inducción con las partes del cuerpo (podría ser cualquier otra).

Haz una petición a tu inconsciente. Pide a la parte responsable de ese comportamiento que se comunique contigo. Pregúntale si quiere comunicarse contigo.

Si es que si, haz una señal con el dedo.

Si dice no… Agradece a esta parte porque ya se ha puesto en contacto contigo. Y pídele disculpas si en alguna ocasión te has olvidado de ella. Puedo volver a pregunta si ahora quiere. Siempre agradecer.

Si dice si… Igual.

Pregúntale a la parte cual es su intención positiva. Que es lo que quiere conseguir para ti con ese comportamiento, y que te lo expliqué de una forma que lo puedas entender.

Cuando lo sepas, me haces una señal con el dedo.

De nuevo agradece. Cada vez que tocas su mano le dices: da gracias a tu inconsciente o a la parte de tu inconsciente responsable de ese comportamiento.

Pídele a esa parte, que se ponga en contacto con tu parte creativa, y que le pida varias opciones, tan buenas o mejores que la que tenía antes.

Cuando sepas la respuesta me haces una señal con el dedo. De nuevo gracias a tu parte creativa, al inconsciente y la parte del inconsciente.

Ahora imagina una pantalla delante de ti, y observa como es funcionar con esas tres nuevas opciones de comportamiento. Y si está bien para ti, me haces una señal con el dedo. Gracias otra vez…

Internamente pregunta si hay alguna parte de ti que no esté de acuerdo con alguna de estas nuevas opciones. Si todas las partes están de acuerdo, levanta el dedo de la mano derecha, si alguna no está de acuerdo, levanta el dedo de la mano izquierda.

(Si te dijese que hay una parte que no está de acuerdo, volvemos a pedirle a su parte creativa que nos de opciones con las que todos estén de acuerdo).

Puente al futuro.

Imagina ahora como es funcionar con estas opciones de comportamiento. Si está bien para ti puede ir volviendo, tomando una respiración profunda…

 

Conectado a la Vida

Si algo proporciona sentido a mi existencia es atender a lo que hay que hacer desde el espíritu y no desde la mente. Eso supone estar decidido a estar conectado al cien por cien con la Vida. Eso supone estar en una permanente escucha acerca de la Misión de Vida que he venido a cumplir, que define mi Intención Superior, para activar mi verdadero Valor.
De esa forma se termina el competir o comparar, simplemente estoy en mi Valor diferencial, en lo que es para mí y para nadie más. También se acaban las deudas emocionales, tan sólo te debes a ti mismo, al compromiso con tu propio Valor.
Se pone fin al conflicto interior, existe una unidad interna liderada por el Valor y la responsabilidad de extenderlo. Las decisiones se orientan desde ese Valor. Se aprende a decidir desde la sabiduría del Alma que está siempre ahí a disposición esperando paciente lejos de la reactividad propia de la mente egoica.

¿Qué hace que no veamos la realidad de algo más grande y diferente a todo lo que pensamos habitualmente? ¿Qué hace que no veamos que somos el punto negro dentro de la inmensidad de un folio en blanco?

Es sencillo, nosotros somos el punto negro, no nos estamos viendo desde afuera. Si fuésemos capaces de vernos desde afuera nos daríamos cuenta que no podríamos existir sin la inmensidad del blanco. Es decir, la prueba de que Dios existe eres tú mismo, la prueba de que hay una fuente de Vida es la vida que vive en ti.

El recién nacido no se generó a sí mismo sino que en sí mismo es un milagro de la vida, luego la vida es una entidad inteligente y maravillosa, que manifiesta estructuras inteligentes. Lo primero que observamos es que somos seres conscientes, tenemos conciencia de nuestra propia existencia y de la existencia de todos los seres vivos y del propio universo.

Entonces ¿qué hacemos con esta conciencia?, fundamentalmente podemos hacer dos cosas:

  • Dedicarnos a CREER
  • Dedicarnos a SER

Creer es utilizar nuestra neurología para hacer continuos juicios sobre lo que ES (REALIDAD VIRTUAL)

Ser es utilizar nuestra neurología para abrirnos al conocimiento a través de la experiencia de vivir (AUTENTICIDAD)

Vivamos pues desde el espíritu que nos conecta a la vida para que nuestra mente tenga el funcionamiento correcto y estemos en la AUTENTICIDAD DEL SER.

Ser fiel al aliento de Vida

Ser fiel al aliento de vida que mora en nosotros es la única forma real y verdadera de existir. ¿Qué es ser fiel al aliento de vida? Cuando nos hemos perdido por el camino, cuando no encontramos argumentos para tomar decisiones, incluso cuando nuestros argumentos son contradictorios, o nuestros sentimientos son confusos, aún hay algo que nos puede ayudar a saber qué hacer, algo que se encuentra en otro nivel, no es el nivel emociones, ni el nivel racional, ni siquiera el conductual, sino el nivel álmico, a eso me refiero con ser fiel al aliento de vida. Cuando nos encontremos en un aparente callejón sin salida, es tan sólo eso, una apariencia, no es real, porque lo único real es aquello que te impulsa y te da vida. Es muy importante abrirse a esta comprensión. Al final se trata de aceptar la vida para poder transcender todo lo que resulta en principio incomprensible a la razón e incluso al corazón. Podemos contar con este recurso si somos capaces de abrirle la puerta. Y si le abrimos paso entonces a través de la intuición y a través de las revelaciones se manifiesta lo que hay que hacer sin esfuerzo, sin conflicto.

Estamos condicionados por nuestro funcionamiento neurológico, basado en la elaboración de interpretaciones y conceptos sobre la vida y hemos de pasar al manejo de dicho funcionamiento desde lo que realmente es la vida. La “importancia personal” deriva de una conciencia basada en el ego provisto de creencias, juicios, interpretaciones que no son la verdadera vida. Hemos de pasar de la importancia personal al SER. “Yo soy” es lo único real. Y permitir que la vida ocurra desde ahí. Y cuando la vida comienza a ocurrir desde ahí, la vida comienza a tener sentido pues posee una intención, esa intención es vivir la verdadera vida, repleta de paz, alegría y libertad interna. Así que si tenemos dudas acerca de si estamos viviendo conforme a una vida real y no falsa, comprobemos si cada situación, cada relación, se ajusta a esa intención que viene de arriba, que podemos definir como intención superior. Y no será difícil averiguarlo si comprobamos que se ajusta a una vida vivida desde la quietud, desde la alegría y desde la libertad interna.

Cada vez que lucho no es real, cada vez que tengo miedo, no es real, sino que es el ego y su sistema de creencias el que está operando sin control. Así pues, ha llegado la hora de la VERDAD, ha llegado la hora del SER.

Mi primer libro se basa en el milagro de multiplicación de los panes y los peces con la finalidad de encontrar una metáfora espectacular y práctica para nuestro desarrollo personal, a través de la práctica de 7 Fortalezas. Actualmente, me he dado cuenta de que dicho pasaje del Evangelio tiene una mayor transcendencia de la inicialmente fui consciente. Cuando Jesús pregunta a sus discípulos “¿Cuántos panes y peces tenéis?” en realidad está utilizando un lenguaje metafórico, hay una metáfora sobre la metáfora global. En realidad, les está preguntando ¿Cuál es vuestro Valor? Los panes y los peces representan la NO BÚSQUEDA, representan el hecho de DESCANSAR EN EL SER. Es decir, basta con lo que eres, basta que te centres en tu VALOR y en lo que has conseguido a través del Valor, que mires tu jardín y encuentres ahí la ABUNDANCIA. Se acabó el CONFLICTO, se acabó el compararse con otros, se acabó vivir la vida en clave externa.

Biológicamente y desde el SER, ese impulso vital que representa nuestro VALOR, nuestra alma, NO EXISTEN LOS PROBLEMAS, ya que éstos son una elaboración mental que constituyen una apariencia de realidad. Desde el SER tan sólo existen PROCESOS, la vida es un proceso destinado a MANIFESTAR Y EXTENDER EL VALOR, lo que yo SOY sin mente, sin emoción, de manera natural, desde mi propio BRILLO. En el pasaje del Evangelio al que antes aludía, hay un momento en el que Jesús, una vez que los discípulos han identificado cuáles son sus panes y sus peces, les da una orden: “id y dadles de comer”. Siguiendo con el significado metafórico, en realidad Jesús está diciendo: Id y extender vuestro Valor.

Autodependencia

La esencia del modelo 7 Fortalezas es el concepto de autodependencia. Significa que estableces como modo de vida que para cada situación que se presenta no dependes más que de ti mismo. Por lo tanto, frente a la culpabilidad opones responsabilidad, frente al miedo opones decisiones y frente al menosprecio opones confianza, seguridad y actitud compasiva y humilde.

Vas a encontrar personas en tu vida que te van a tender todo tipo de trampas porque viven en modelos manipuladores y dependientes. Así, encontrarás a personas que te dirán que sufren, que están mal… pero no con el objetivo de hacer algo con sus vidas sino para obtener de su actitud victimista una ventaja, haciendo de su vida y la tuya un sistema relacional simbiótico. Otras querrán que tomes decisiones basadas en sus propias necesidades, en sus propias urgencias, tratando de condicionar tu vida sin tener en cuenta tus necesidades e intereses sino los suyos.

Cuando tu vida está basada en vivir conforme a tu intención superior, tu misión, conforme a tu corazón y a tu alma. Sin dejarte arrastrar por los patrones manipulativos de otras personas, entonces vives en libertad, vives en autodependencia, vives en la verdad, y tu amor será amor verdadero. Sabes que tus decisiones son sagradas y que no tomarás ninguna que no te salga del alma como un grito de libertad. De lo contrario hacerlo no te hará sentirte bien.

7 fortalezas

 

7 Fortalezas

Siento que me ha venido a buscar alguien, un gran Maestro Espiritual, que me ha dicho: “Salva, tengo una misión para ti”. Así que, de pronto, me encuentro con una gran responsabilidad, la de extender a todo el mundo un mensaje. La esencia del mensaje de las 7 Fortalezas es la libertad, la capacidad para ser autodependientes y desde ahí crecer multiplicando nuestros panes y peces.

A veces nos sentimos perdidos, con miedo, creemos que no podemos superar determinadas situaciones vitales… Nos situamos en el mundo de las carencias. Si te pasa eso, estás ahí porque aún no eres auténtico. Cuando lo eres, el miedo, que es la estrella de las emociones negativas, desaparece. ¿Y quién aparece? Aparece el Rey, aparece la Reina, sentados en su trono.

En realidad todos somos Rey o Reina sentados en el trono, sólo que en algún momento de nuestra historia personal nos apeamos, nos bajamos de nuestra silla real y, además, olvidamos nuestro poder, dejamos de reinar.

Las 7 Fortalezas son el modelo que nos muestra el camino para regresar a ese trono del que jamás tuvimos que bajarnos. Sé que tengo esta misión, daros a conocer el modelo extraído del ser y el hacer de Jesús, un Maestro único, irrepetible.

Así que estamos al comienzo de una serie de post para descubrir el sentido de las 7 Fortalezas. Te espero en el siguiente.