¿Qué es la Ciencia del Valor Humano?

Mi primer libro se basa en el milagro de multiplicación de los panes y los peces con la finalidad de encontrar una metáfora espectacular y práctica para nuestro desarrollo personal, a través de la práctica de 7 Fortalezas. Actualmente, me he dado cuenta de que dicho pasaje del Evangelio tiene una mayor transcendencia de la inicialmente fui consciente. Cuando Jesús pregunta a sus discípulos “¿Cuántos panes y peces tenéis?” en realidad está utilizando un lenguaje metafórico, hay una metáfora sobre la metáfora global. En realidad, les está preguntando ¿Cuál es vuestro Valor? Los panes y los peces representan la NO BÚSQUEDA, representan el hecho de DESCANSAR EN EL SER. Es decir, basta con lo que eres, basta que te centres en tu VALOR y en lo que has conseguido a través del Valor, que mires tu jardín y encuentres ahí la ABUNDANCIA. Se acabó el CONFLICTO, se acabó el compararse con otros, se acabó vivir la vida en clave externa. Desde el SER, ese impulso vital que representa nuestro VALOR, nuestra alma, NO EXISTEN LOS PROBLEMAS, ya que éstos son una elaboración mental que constituyen una apariencia de realidad. Desde el SER tan sólo existen PROCESOS, la vida es un proceso destinado a MANIFESTAR Y EXTENDER EL VALOR, lo que yo SOY sin mente, sin emoción, de manera natural, desde mi propio BRILLO. En el pasaje del Evangelio al que antes aludía, hay un momento en el que Jesús, una vez que los discípulos han identificado cuáles son sus panes y sus peces, les da una orden: “id y dadles de comer”. Siguiendo con el significado metafórico, en realidad Jesús está diciendo: Id y extended vuestro Valor.

Así pues, en 2015, siete años después de haber terminado Los Panes y Los Peces, tomé conciencia de que el mensaje de este libro continuaba empujándome, continuaba creciendo y yendo ahora hacia un terreno nuevo para mí, el campo espiritual, la dimensión espiritual que surge a partir del concepto de VALOR. De modo que pasamos de un modelo de trabajo en Coaching y PNL llamado 7 Fortalezas a lo que denomino Nueva Ciencia del Valor. Mi pretensión con el desarrollo de esta disciplina es por un lado equilibrar tres dimensiones fundamentales del ser humano: mente, cuerpo y espíritu, puesto que las tres forman una unidad. Y por otro lado, encontrar fórmulas sencillas para extraer recursos poderosos de esa dimensión espiritual del ser humano que redunde en tener rápido acceso a soluciones ante los “problemas” más complejos.

Ver titulaciones!!!